APPS Y VIDEOJUEGOS

¿Debemos dejar que nuestros hijos usen dispositivos electrónicos y tengan acceso a determinadas aplicaciones?

kids-and-use-app-mobile-phones-cuteandkids-blog

La semana pasada leí un artículo que me pareció muy interesante, en el que su autor, Mark Wilson editor de Fast Company, abogaba por no dejar que nuestros hijos accedan a ninguna aplicación. El artículo está en inglés: don’t  letting our kids to use Apps. Su postura me hizo reflexionar.

Mi hija mayor reclama un smartphone en propiedad y que la de de alta en Instagram, Facebook, Snapchat, Youtube, Musical.ly y otras redes sociales que están ahora mismo de moda, y por supuesto quiere que le habilitemos Whatsapp.

¿Queréis saber cuál es mi postura?

¿El acceso a redes sociales puede representar un serio peligro para los niños, o debemos permitirles que las utilicen?

Creo que los niños pequeños no están preparados para tener redes sociales ni para entender sus riesgos, por lo que mi argumentario gira siempre en torno al límite de edad establecido por el desarrollador de cada aplicación. Considero que existen muchos riesgos con el uso de aplicaciones de mensajería tipo WhatsApp, Snapchat o Kik. Y así lo debe de pensar quien las desarrolla que establece un límite legal de edad para acceder, que en la mayoría de los casos es de 13 años y en otrossube hasta los 16.

Imágen vía

Creo que es importante que cada persona tenga la madurez suficiente (un hecho que no va ligado a la edad) para entender como debe utilizar las redes sociales, para saber como compartir contenido de forma responsable y respetuosa y además debe poseer algunos conocimientos básicos sobre técnicas de marketing digital. Y por ese motivo intento enseñarles unas reglas básicas que les ayuden a utilizarlas de forma responsable, en el momento que cumplan los requisitos de acceso.

He de admitir que por mucho que diga que sí, es difícil controlar a los más pequeños, nos llevan mucha ventaja en lo digital, y se saben mil tretas para burlar el control parental, así que es mejor enseñarles a utilizar el teléfono y la tablet de forma responsable.  Intento reducir el tiempo diario de exposición a la tecnología, y enseño a mis hijas a utilizar el smartphone y la tablet con moderación, marcando incluso un día a la semana sin tecnología. Y por encima de todo, intento ser un buen ejemplo.

Los niños no están preparados para tener redes sociales, para  manejar el complicado mundo de las relaciones humanas o para proteger su privacidad.

Algunas personas de mi entorno dejan que sus hijos utilicen teléfonos y pantallas digitales pero los controlan en tiempo real, observando cada movimiento y cada interacción. Y no sé exactamente qué pensar sobre ese tema. Debo explicarles los riesgos y peligros y confiar en ellas o debo controlarlas para poder advertirlas. Mi cabeza va de una postura a otra sin remedio. Me pregunto si yo habría pasado un filtro tan exhaustivo si mis padres hubieran espiado mis conversaciones a la misma edad… y me planteo que haría la dragona que vive dentro de mí en cuanto lea algo que no le gusta, o que simplemente no se espera…

No tengo respuesta para muchas de esas preguntas, dependiendo del día puedo defender una posición y al día siguiente la contraria. Pero lo que sí tengo claro es que jugar en el parque con sus amigos es muchísimo más beneficioso para ellas que el tiempo que pasan aisladas frente a la pantalla. A todos los niños le gusta escuchar historias, jugar, experimentar, cantar, construir y derribar y estar al aire libre en contacto con la naturaleza.

No pretendo crear polémica y por supuesto todas las posturas me parecen lícitas, opino desde el máximo respeto a otras opiniones contrarias a la mía. Podemos hablar si queréis de los pros y contras del uso de dispositivos electrónicos, del acceso de los más pequeños a algunas aplicaciones, especialmente las de mensajería, o incluso a todas, ya que no son conscientes, no somos conscientes, de que juegan con nuestros datos. ¿Os apetece compartir lo que pensáis? Podéis dejar vuestros comentarios en este post.

Intento leer mucho sobre este tema, que para ser sincera siempre me ha preocupado, y he encontrado una web que os recomiendo: COMMON SENSE MEDIA. Es una ONG que ayuda a las familias a elegir contenido digital, ofreciendo valoraciones y opiniones sobre películas, juegos, aplicaciones, webs, libros e incluso música. Con su ayuda podemos entender mejor los riesgos de dejar que nuestros hijos crucen libres por la vasta autopista digital.

Cada vez que tocamos con los dedos una pantalla o un teclado, perdemos un pedacito de nuestra privacidad.

Debemos tener presente siempre que nuestra huella digital, su huella digital, permanecerá para siempre.

Imagen destacada THE GUARDIAN

GuardarGuardar

Mum of two and content curator of CUTE & KIDS and LILANDCLOE.

For more info, visit our ABOUT page