DISFRUTA, MUSEOS Y ARTE

«TOCA, POR FAVOR» una exposición de Kristine Mandsberg

No recuerdo muy bien cómo llegué al trabajo de Kristine Mandsberg. Quizás instagram, una de las muchísimas revistas de decoración que leo (u ojeo, porque mi danés es bastante precario), o quizás algunas de sus obras en las calles de Copenhagen. No estoy muy segura, la verdad, pero lo que si sé es que me encanta la forma que tiene de percibir el mundo y transformar lo que toca en arte.

Después de diseñar estampados para  HAY, IKEA o Ferm Living entre otras muchas marcas, expone uno de sus trabajos en Officinet, una galería de arte en Copenhagen y en breve en la feria de moda infantil más importante del norte de Europa, CIFF kids. Si estás por aquí, no te la pierdas.

 

Lo más me gusta del trabajo de Kristine Mandsberg es cómo juega con los colores, las formas, las dimensiones y las perspectivas. Es matemática aplicada al arte y aunque quizás os parezca una tontería, su trabajo siempre me hace feliz. Es ver una obra suya y noto como me aparece una sonrisa en la cara. Cosas del arte y las matemáticas.

Uno de sus últimos trabajos ha sido una valla decorativa para tapar los infinitos e inacabables trabajos del metro de Copenhagen. Justo en el centro de la ciudad, al lado del ayuntamiento, creó una instalación combinando colores y formas, pero también perspectiva. Con la ayuda de  164 listones introduzco una tercera dimensión, de forma que su obra cambiaba en función de la posición y  del ángulo con el que el peatón la mirara. Cada día al llegar a trabajar sentía como los días eternamente nublados se llenaban de diversión y color.

En su exposición, Please touch (Toca, por Favor), incita a la audiencia a qué sienta y toque su arte, que lo mueva y lo cambie de sitio, convirtiendo la exposición en algo vivo, que evoluciona y cambia.

Cada persona percibirá su obra de una forma totalmente diferente a las demás. Todo dependerá de lo que toque, cómo lo recoloque y si lo aprecia de pié, sentado o de cuclillas. Incluso la altura de cada persona convertirá la experiencia en algo totalmente único, o eso es lo que Kristine pretende con la instalación.

Me encanta esa idea y soy muy fan de las instalaciones interactivas que se pueden tocar y sentir y claramente son las favoritas de mis peques. Una forma genial de acercarse al arte.

Si estáis cerca, acercaros a visitar Please Touch y contarnos vuestra experiencia. Nos encantará saber qué os parece y que os hace sentir.

+info