DECO Y MOBILIARIO, INSPÍRATE

Morag Myerscough, o cuando los colores van al hospital.

El color de las paredes es mucho más importante de lo que parece. Morag Myerscough tuvo que cumplir estrictos reglamentos clínicos para llevar sus brillantes colores y estampados arlequinados a las paredes del Hospital Infantil Sheffield.

sheffield childrens hospital

La diseñadora británica Morag Myerscough fue invitada por Artfelt, el programa de arte del Children’s Hospital Charity, para diseñar 46 habitaciones con baño y seis suites múltiples para una nueva ampliación del hospital. El objetivo era que las habitaciones fueran más amables y cómodas.

Aunque las habitaciones de los niños parecían adaptarse perfectamente al estilo colorido de Myerscough, el proceso de diseño no fue sencillo.

sheffield childrens hospital

Myerscough diseñó algunas de las habitaciones con un esquema de color más pálido para adaptarse a los niños con autismo u otros que tienen una intolerancia a los patrones brillantes. También se planteó algunas habitaciones para que fueran más apropiadas para los niños mayores.

“Aunque las habitaciones son para niños, no quería que fueran infantiles porque pueden acoger niños de todos los grupos de edad”, dijo Myerscough.

sheffield childrens hospital

“También quería crear un lugar en el que los padres estuvieran encantados de pasar el tiempo. El objetivo era hacer un dormitorio donde te sintieras bien.”

sheffield childrens hospital

Además, el ambiente hospitalario requería que todo fuera estéril y fácil de limpiar, por lo que Myerscough tuvo que utilizar unos materiales con un acabado laminado de plástico.

Además de los colores y los patrones, una característica que definí este espacio es la falta de equipo médico. La mayoría de los cables y dispositivos se almacenan detrás de los paneles de Formica, dando al espacio una sensación más hogareña.

¡Un gran trabajo para los niños, pero también para los padres!